CARTA DE GALLETAS MARIA

27
Abr/11
6

Pamplona, a 25 de Marzo de 2011

 

Hola amigos:

 

En primer lugar no quiero decir mi nombre como comprenderéis, pero podéis llamarme “Galletas María”, ¡ja, ja! En esta vida las cosas dan muchas vueltas ¿Por qué os digo esto? Porque aquí estoy en la celda número 20 de la penitenciaria de Pamplona.

 

Yo con 16 años tenía novia, trabajo, familia. Bueno, ya os podéis imaginar, tenía todo lo que una persona deseaba tener: dinero, sexo, amor, buen ambiente familiar, etc.

 

Pasaron los años y descubrí la cocaína, para mi fue un descubrimiento positivo, porque me sentaba de maravilla. Transcurría el tiempo y ví que amigos míos me dejaban de lado, a mi novia no le gustaba que tomara drogas, mi familia me veía raro y mi dinero se esfumaba. Lo iba perdiendo todo, pero a mí me daba igual, yo me sentía a gusto.

 

Como comprenderéis, empecé a tener problemas de todo tipo. Empecé con psicólogos, psiquiatras, … Y me diagnosticaron Trastorno de la Personalidad. Para los que no lo sepáis, en mi caso, hacía cosas malas, pero yo no me daba cuenta, no era “yo”. Transcurridos unos minutos me daba cuenta de todo, pero amigos, ya era demasiado tarde. Yo que era un chico normal, con ilusiones y proyectos para el futuro, empecé a tomar contacto con la policía y ya estaba fichado. ¿Sabéis cual era mi sueño? Hacerme una casa para vivir con mi pareja. Todo eso se quedó en “agua de borrajas” como se suele decir.

 

Con respeto y humildad si me dejáis dar un consejo a los jóvenes que empiezan a tomar drogas, les diría que hay tres tipos de consumos, uno es el uso de las drogas, por ejemplo en un cumpleaños, noche vieja, las fiestas del pueblo, pero no más y cuando digo no más es NO MÁS. Otro es el abuso, que es todos los fines de semana, porque aquí está el verdadero problema, sin daros cuenta, amigos, os estáis enganchando. Alguno seguro que dice: “a mi no me va a pasar” o “yo controlo”. ¡Cuidadín, cuidadín! Y por último es el de la dependencia, aquí ya es tu ruina, despídete de todo. Yo no soy quien para dar consejos, pero fijaros a donde me ha llevado todo este rollo. Creo que las drogas son para la gente que no tiene personalidad.

 

Un cordial saludo,
Galletas María.

Clasificado en: Galletas María
Comentarios (6) Trackbacks (0)
  1. Sara
    16:50 on mayo 12th, 2011

    Muchas gracias por compartir tu historia Galletas María, también gracias a La Rubia y a Zuru, gracias por hacer este blog y permitirnos conoceros. Ojalá que ayude a mucha gente, igual que a mí, a ver las cosas de otra manera.
    Mucho ánimo y suerte!

  2. pili
    17:08 on mayo 12th, 2011

    HOLA GALLETA MARIA JAJAJJAJA SIMPATICO NOMBRE ¡¡¡¡¡ TE DOY LAS GRACIAS POR TU VALENTIA . NO ES FACIL CONTAR COSAS DE NOSOTROS MISMOS , LO PARECE PERO NO LO ES .
    HAS DADO UN PASO MUY GRANDE AL ADMITIR Y RECONOCER QUE TE EQUIVOCASTE , QUE CAMBIASTE EL CIELO POR EL INFIERNO , UN GRAN PASO . ES MUY BUENO QUE CONTEIS ESTAS EXPERIENCIAS , PUES SI ESO EVITA QUE UNO SOLO UNO CON TU TESTIMONIO DEJE EL CONSUMO ES UN GRAN LOGRO .
    SE QUE SI CONTINUAS A SI , Y TE APOYAS EN LAS PERSONAS QUE TE QUIEREN SALDRAS ADELANTE . EN TUS PALABRAS SE DENOTA FUERZA , Y A UNA GRAN PERSONA , TU VALES MUCHO

  3. Jesús
    12:12 on mayo 13th, 2011

    ¡Epa galletas maría! que sepas que voy a utilizar lo que escribes en este blog para trabajarlo con mis alumnas, lo que dices es una gran verdad, pero se lo digo yo y no se lo acaban de creer. Seguro que con este medio el mensaje es más eficaz.

    Un abrazo grande del “Principe de Bekelar”, a mi me gustan más las galletas de chocolate.

    Fuera de bromas, de verdad, qué bueno lo que hacéis en este blog.

  4. Mari Cruz
    18:23 on mayo 14th, 2011

    La verdad es que sentido del humor no te falta ¿eh?, mira que galletas María! de esas que todos hemos comido alguna vez en nuestre vida. Es de agradecer la sonrisa que nos has puesto a todos.
    Yo no creo que las drogas sean para gente sin personalidad. Cada ser humano tiene la suya. Lo que creo es que es un negocio muy rentable para unos cuantos que aprovechan cualquier oportunidad, o la buscan, o la crean para arruinar la vida de los demás. ¿Y para qué? Al final de cada una de nuestras vidas terrenales, todo queda aquí; no nos llevamos ninguna posesión material, nada de nada.
    LO que si nos llevamos, es el recuerdo de las personas que amamos y que nos aman; nuestras buenas acciones y gestos, lo que ayudamos a los demás… eso sí. Y dudo mucho que esos “cuatro” puedan siquiera tener eso…
    Y sí, si res quien para dar consejos, porque tu experiencia puede servir para que otras personas vayan con más cuidado.
    Cuidado, eso es ¡Cuidate! que eres una persona muy, muy valiosa

  5. La Rubia
    12:28 on mayo 30th, 2011

    Jaja…ya se por donde va lo de “galletas maría”, ¿será que te pones albardado en el desayuno?

    Como verás, yo también soy una interna del centro penitenciario de Pamplona y he leído tu escrito, el cual me parece muy interesante, yo más o menos he pasado por algo parecido y te comprendo muy bien.

    Lee mis artículos, es como un diario que va por capítulos y ahí veras que se perfectamente de lo que hablas.

    Bueno, un saludo de una compi de fatigas,

    La Rubia

  6. Alfonso
    13:28 on diciembre 16th, 2011

    Hola Galletasmaria. Ayer me dijiste que existía este escrito tuyo, lo he leído y me ha gustado. Aunque no nos conocemos de nada, ayer nos encontramos en mi despacho (yo soy psicólogo, y aunque no estás conmigo, coincidimos casualmente). He conseguido encontrar tu escrito. Sólo quiero decirte que me alegro de tu reflexión, y te deseo que puedas recuperar y hacer realidad tus sueños.
    Sigue buscando tus apoyos para conseguirlo, ojalá el consumo de drogas sea para ti una mala pesadilla ya pasada. Y que el trastorno que nos cuentas aprendas a llevarlo de la mejor manera, haciendo una vida qeu te llene.

Dejar un comentario

No hay trackbaks todavía.